11 de junio de 2018

Cotefablo, el paso a Ordesa

Altimetría de Cotefablo por Biescas

Tradicional nexo de unión entre las comarcas del Alto Gállego y el Sobrarbe, el puerto de Cotefablo se erige sobre todo como uno de los principales accesos al Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido. Se trata de un puerto de paso bien ubicado que conecta con el de Fanlo y la subida a Ordesa por el este, y con todas las ascensiones de la Val de Tena al oeste (Portalet, Balneario de Panticosa, Hoz, Sobremonte...), lo que lo convierte en la piedra angular de una zona magnífica para la práctica del ciclismo.

La vertiente que asciende desde Biescas, la que nos ocupa, es la que presenta números más significativos a primera vista. En ella, Cotefablo presenta dos partes bien marcadas. La primera termina tras 4 kms que van de menos a más, especialmente tras dejar atrás Gavín. Ahí llega una zona intermedia de transición, incluso con ligeros descensos, para ir retomando la pendiente de forma paulatina. Y así será hasta cruzar el barranco del Sia, punto en el que comienza un duro final con más de 3 kms con una pendiente constante que no ofrece respiro alguno. Y así hasta el túnel.

Inicio de la zona dura de Cotefablo
Inicio del tramo duro tras pasar el Sía
El túnel de Cotefablo, tal vez sea el punto más característico del puerto. Se encuentra en su cima, y sus casi 700 metros sirven para unir sus dos vertientes. No dispone de una gran iluminación pero es perfectamente transitable para ciclistas, además, como todo el puerto, el firme se encuentra en excelentes condiciones. El 6 de mayo de 1989 pasó a la historia. La Vuelta coronaba Cotefablo, última dificultad de una etapa que unía Benasque y Jaca. La falta de iluminación en el interior del túnel provocó una caída en el pelotón que truncó la carrera de Raimond Dietzen, célebre ciclista alemán que militaba en las filas del histórico Teka. Un fuerte traumatismo en la cabeza le hizo perder la consciencia, la memoria e incluso le acarreó problemas físicos. Tras meses de recuperación, Dietzen tuvo que dejar el ciclismo esa misma temporada. Este hecho supuso un punto de inflexión en la iluminación y señalización de los túneles en las competiciones ciclistas.

Hoy, pese al túnel, algunos seguimos imaginándonos como sería Cotefablo sin el mismo, un puerto de mayor embergadura llegando hasta la cota 1.600 y regalando de unas espectaculares vistas hacia las cumbres de la Sierra de Tendenera. Como supongo pensará el bueno de Dietzen, maldito túnel!!! 


Curvas y pendiente en los últimos kms de Cotefablo
Constantes curvas en los últimos kms

Llegando al túnel de Cotefablo
Cerca del túnel que evita subir hasta la zona superior


No hay comentarios:

Publicar un comentario