28 de abril de 2018

Puerto del Serrablo, un clásico del Sobrarbe


El puerto del Serrablo ha sido desde hace siglos la vía de comunicación habitual entre el Sobrarbe y la Guarguera, especialmente con el histórico lugar de Laguarta. En la actualidad es una vía de comunicación secundaria, con poca circulación y escasamente cuidada tras abrir el paso de Petralba, pero que pese a lo irregular de su asfalto mantiene una esencia que hace que cada año muchos ciclistas nos esforcemos por sus pendientes. 

Partiendo de Boltaña, el Serrablo presenta sus mayores dificultades en su primera mitad, justo hasta llegar a Campodarbe. De pendiente regular pero llevadera, lo peor puede ser subirlo cuando el sol aprieta en verano. Nada de sombra, nada de agua. En la segunda mitad la pendiente se relaja hasta la cima, una cima que llegó a tener calificación de primera categoría en La Vuelta, algo quizá excesivo bajo mi punto de vista y que podría ser en parte debido a su longitud. 

Como apunte interesante, decir que este puerto da nombre a una de las rutas clásicas del norte de Huesca, la Vuelta al Serrablo, que con salida y llegada en Sabiñánigo, asciende por sus vertientes más exigentes tanto Cotefablo como el propio Serrablo. Poco más de 140 kms para poner las piernas a punto.

Como dato interesante diré que la última vez que vio el paso de La Vuelta fue en el 2008, en la novena etapa con inicio en Vielha y final en Sabiñánigo tras 200 kms, donde ganó un por aquel entonces desconocido Greg Van Avermaet... ahora lo conocéis, no?

No hay comentarios:

Publicar un comentario